La Homosexualidad en la Escuela…

Publicado noviembre 29, 2011 por quinteroharriero

Universidad de Huelva (España)…..

Es importante para nosotros destacar la participación y ayuda de nuestra amiga y compañera Sonia Román González, en un artículo de sumo interés para este Blog. Esperemos que os guste!

La pretensión que tengo al tratar la homosexualidad desde la edad escolar, es invitar a la reflexión, a docentes, padres y madres, y todos en general, sobre un asunto como la homosexualidad, que está en la calle, en la televisión, y en nuestra sociedad en general.

No voy a realizar un trabajo de investigación para conocer si la homosexualidad existe o no desde la niñez, ni como ellos la descubren o viven cuando son adolescentes.

Lo que con este articulo pretendo es, como futuro profesional de la rama social, como futuro educador y también como madre, es que todos nos planteemos qué conocen y qué deben conocer nuestros hijos sobre la homosexualidad, como la perciben, si hay que trabajar desde la infancia con una educación más concreta o clara sobre este mundo desconocido y poco convencional para ellos, y si se les está portando una buena formación en valores que despeje sus dudas y pueda acabar de una vez con estereotipos y prejuicios que puedan desembocar en homofobia.

No voy a decir a quien corresponde, si a los maestros y maestras, o a los padres y madres, educar y hablar de forma clara sobre la homosexualidad.

Pero lo que si quiero resaltar, y es el motivo principal de este articulo, es que la homosexualidad es “algo” que está ahí, y que aunque para algunos pueda resultarle raro o hasta incomodo ver a dos personas del mismo sexo paseando cogidos de la mano, no pueden dejar de obviar que nuestros hijos nacieron en una sociedad donde gays, lesbianas y transexuales tienen ya una visibilidad y exposición mayor que la que tenían en tiempos pasados. Que nuestros hijos están en contacto directo con ella, pero sin embargo, no saben lo que es, no la conocen.

¿Y porque entonces sería de extrañar que un niño o una niña le preguntara a su padre o a su madre alguna vez, que significa ser maricón? ¿ Y porqué en la tele salen dos hombres besándose? ¿O porqué fulanita en el patio del colegio juega al fútbol con los niños y no a las princesas como las demás niñas?

Para tratar este tema, con niños de edad escolar, habría que seguir investigando sobre esta cuestión, pues la homosexualidad en la infancia, es un asunto muy poco estudiado que deja muchos vacíos al descubierto. El tema de la sexualidad infantil y, específicamente el de la homosexualidad, y cómo ellos la perciben, requiere de más estudio y sensibilización por parte de maestros y maestras, padres y madres de familia, ya que su incomprensión o la escasa implicación de éstos, puede ser motivo de rechazo y violencia contra los menores, lo que repercutirá en su sano desarrollo, autoestima, seguridad y confianza durante su vida adulta.

Afortunadamente, en España, vivimos en una sociedad cada vez mas tolerante, con una ley de igualdad aprobada por el Gobierno para que las personas del mismo sexo puedan contraer matrimonio y para que tengan los mismos derechos que los heterosexuales. Además, creo que está claro que toda persona es digna de respeto, sea cual sea su condición sexual, política o religión.

A mi parecer, considero que actualmente existe una importante y clara necesidad de introducir el tema de la homosexualidad en estas edades tempranas, con niños y niñas de primaria y secundaria, de una manera adecuada, para que desde pequeños la conozcan, y no se vean afectados por los prejuicios, y para que tengan modelos positivos de respeto y dignidad para todo tipo de personas y puedan, a la vez, defenderse de la violencia que generan aquellos prejuicios.

Conseguir  que, a través de la educación y la enseñanza, como en una asignatura más, como se hace actualmente en Educación para la Ciudadanía, con las escuelas de padres, o de alguna otra manera pero con la suficiente efectividad, se haga un esfuerzo para eliminar prejuicios y exigir al sistema educativo el reconocimiento de la “diversidad afectivo-sexual“.

La mayor parte del alumnado homosexual o proveniente de familias con padres y/o madres homosexuales están sufriendo alarmantes niveles de violencia, acoso y exclusión ante la pasividad, el desconocimiento y la impotencia del profesorado. Hay que actuar.

Para los niños, sobre todo los que no provienen de una familia homosexual, esto es un mundo desconocido y por ello, puede generar un mar de dudas y hacer que se planteen ciertas preguntas.

Pero sobre todo, porque una información errónea que adquieran de sus propios compañeros y amigos, o de alguna otra fuente de información para muchos, dará lugar a conclusiones quizás equivocadas, y con ello a estereotipos, discriminación y hasta homofobia, a medida que vayan creciendo.

Los pequeños de edad escolar, responden a los estereotipos socialmente establecidos de lo masculino o lo femenino. Rosa para las niñas, azul para los niños. Las niñas son más creativas, los niños mejor en matemáticas y ciencias, por lo que  si este estereotipo no es el “correcto”, estamos fuera de los parámetros impuestos por la cultura y, por lo tanto, seremos inadaptados y traeremos un signo que nos estigmatice y nos haga vulnerables a la violencia y el rechazo.

Existen numerosos estudios que revelan que más de la mitad de estudiantes homosexuales han sufrido discriminación, rechazo o violencia en alguna etapa escolar.

También existen datos, como jóvenes de edad escolar, consideran o creen aún hoy en día, que la homosexualidad es una enfermedad.

La homosexualidad está ahí, el sentimiento está ahí, y es una realidad.

Y el verdadero problema es que tratamos de reprimir la experiencia humana en lugar de entenderla , saber de qué se trata, y así, si se hiciera de este modo, podríamos aprender más y vivir mejor.

Sabido es que puede suponer un problema si nos paramos a pensar de los prejuicios o reparos que tienen algunos padres y colectivos para afrontar este tema, con sus modelos de familia tradicional, sus creencias religiosas, y su defensa por la familia tradicional. Y además, si siguiéramos hablando,   podríamos también hacerlo de los partidos políticos, de la iglesia… pero no es el tema que más me preocupa ni que me ocupa en este momento. O hablar también sobre una minoría que seguramente interpretaría esta reivindicación, como qué enseñar desde la escuela para que niños y niñas conozcan y acepten la homosexualidad de otros, y hasta la de ellos mismos si fuera su caso, puede provocar cierta inclinación sexual equivocada en sus hijos, y formaría parte de una perversión.

No se pretende que se eduque a nuestros hijos en la homosexualidad, con profesionales que enseñen la descubierta de este tema, pero sí que se luche por el respeto y la defensa de la dignidad personal de toda persona homosexual, y que no se mire a otro lado para no querer ver.

También que se acabe con los chistes jocosos sobre gays y lesbianas, que hacen tanto daño, y que se luche por la tolerancia y el respeto a la diversidad cultural, y a la diversidad sexual.

Que al igual que se hacen campañas de educación para la salud, con la visita de odontólogos a los colegios para enseñarles la importancia de cepillarse los dientes, o cuando se realiza formación en seguridad vial para prevenir futuros accidentes, se puede también educar y mostrar que no todos somos iguales, que existe una diversidad sexual, y que todos merecemos el mismo respeto sea cual sea nuestra inclinación sexual.

Estaría bien, dependiendo de las edades, hacerlo a través de cuentos con temática homosexual, donde sirva de ejemplo dos animales machos salvajes, que crían a un cachorro, y donde éste, a pesar de no haber una mamá, vive en perfecta armonía, al igual que todos los cachorros de la selva.

Con visitas también a la escuela, de tipos de familias poco usuales para ellos, de alguna pareja gay que pueda contarles su historia. También con juegos, dinámicas, deportes, talleres…

El propósito sería lograr, desde una temprana edad, que niños y niñas, perciban que la homosexualidad es una variable más en la diversidad de la sociedad. Educar en la tolerancia, luchando contra la discriminación y considerar, a través de una reflexión profunda, las diferencias humanas.

Hace tiempo que ya se está trabajando introduciendo la homosexualidad en los contenidos educativos en escuelas de primaria y secundaria en países como Estados Unidos, Francia, Reino Unido, etc. donde el alumnado, desde la etapa infantil, comienza a familiarizarse con los conceptos de los mismos.

Como ya se ha dicho en otros artículos, la educación sexual es un tema poco asumido en nuestro país, incluso existen centros donde los estudiantes no reciben ningún tipo de formación en este aspecto. Mientras eso ocurre, los jóvenes se las arreglan para aprender sobre algo que, por naturaleza humana, tienen frente a sus narices.

EL RESPETO AL HOMOSEXUAL NACE DEL RESPETO A LA PERSONA EN SU TOTALIDAD.

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: